Cuidarse entre vecinos

La protección de las viviendas y de las personas que habitan en ellas no es una cuestión meramente individual. Aunque es cierto que métodos de seguridad como las puertas blindadas y las alarmas pueden brindar excelentes resultados, es necesario también poder cuidarse entre todos. Una comunidad organizada en su cuidado es una comunidad segura, donde el delito retrocede.

Inseguridad entre vecinos

A medida que las comunidades o barrios crecen, crece también la delincuencia. Esto tiene que ver con que las personas que delinquen pueden pasar más fácilmente inadvertidas. Si antes cada persona conocía a todos y cada uno de los miembros de un pueblo, esto va quedando en el olvido en las ciudades y conglomerados que crecen.

A raíz de los notorios aumentos de delitos en muchas ciudades y pueblos, los vecinos comenzaron a tomar conciencia acerca de la necesidad de protegerse entre ellos. Así, hoy en día podemos hablar de muchos grupos de vecinos que se cuidan tanto de robos como de estafas y que vigilan lo que sucede a su alrededor, cuidando siempre del otro tanto como de uno mismo.

¿Cómo evitar los robos?

La pregunta entonces es: ¿cómo se hace para evitar los robos en mi comunidad de vecinos? Para responderla, te damos a continuación algunos consejos.

Cuidar los techos

A veces, para un delincuente, una casa es de muy difícil acceso. Sin embargo, la casa del vecino de al lado no lo es. Esto favorece que, con frecuencia, los intrusos salten de un techo al otro para llegar a la casa que desean irrumpir en ese momento.

Desde el techo, se puede bajar al patio o bien a los pasillos de un edificio. Y, si la casa no está bien protegida, es un riesgo muy grande. Por eso es tan importante cuidar bien los techos, para que los delincuentes no puedan pasar por ellos y llegar a las casas o departamentos.

Atención en las marcas

Si bien es cierto que en ocasiones los robos son espontáneos, muchas veces los grupos de intrusos están alerta y verifican durante un tiempo dónde pueden entrar y dónde no. Es entonces que empiezan a aparecer las marcas. Estas son las que les dicen a los otros delincuentes si se trata de una casa vacía, si hay siempre gente, si hay niños o adultos mayores solos, si hay o no perros, entre otras cosas.

Darse cuenta de las marcas es una forma de protegerse. Advertirlas antes de que algo suceda puede permitir llamar previamente a la policía y colocar un método de seguridad.

Colaborar en la iluminación

Tanto si las calles no están en buen estado, como si faltan veredas o si hay poca luz en la vía pública, es una opción de los vecinos la de organizarse. De esa manera, si una calle es muy oscura y eso representa un riesgo, los vecinos pueden entre todos conseguir que haya mayor luz.

Sistemas de seguridad colectivos

Finalmente, otra opción que las comunidades de vecinos tienen para protegerse entre sí, es la inversión en sistemas de seguridad que sirvan para todos. Es decir, alarmas que llamen directamente a la policía, un número especial al cual llamar, la contratación de seguridad para la cuadra si es zona de riesgo, entre otras alternativas.

Existen hoy en dia mecanismos de avisos entre vecinos. De esta manera se logra avisar el resto de los vecinos del barrio cuando algo malo esta pasando en alguna propiedad.

¡COTIZÁ TU PUERTA AHORA! Alto Ancho COTIZAR